Muebles para casas de muñecas victorianas

La casa de muñecas victoriana es probablemente una de las más fáciles de crear, ya que el estilo era muy ecléctico. Siempre que te ciñas a las piezas que se usaban en esta época, puedes mezclar todos los estilos que quieras y quedarán muy bien. Otra gran ventaja de elegir este periodo es que la mayoría de los muebles de las casas de muñecas se basan en la época victoriana, por lo que le resultará muy fácil encontrar piezas para llenar su casa de muñecas.

Estilo y diseño de los muebles victorianos

Los muebles de estilo victoriano son de gran tamaño y resistentes, de madera maciza, sólida y gruesa. Están caracterizados por sus detalles artesanales que forman líneas onduladas, adornos y formas como garras de animales que reemplazan a las patas.

Las mesas de comedor son grandes, macizas y preferentemente de forma redonda, con mármol como elemento más utilizado. Las sillas de estos espacios están revestidas de cuero, lo que les confiere un aspecto suave y cómodo. Un rasgo clásico de esta época es la tapicería con botones, terciopelos, brocados y telas bordadas.

En los dormitorios también encontramos sólidas camas, con grandes y ornamentados cabeceros de madera o metal, con cubrecamas, almohadas y mullidos cojines cubiertos de encaje.

Para la iluminación de las estancias, el estilo victoriano opta por fastuosas lámparas de araña de varios brazos, candelabros de plata o bronce o lámparas de porcelana sobre alfombras de ganchillo.

Tejidos y colores para la decoración victoriana

En los diseños de esta época se utilizaron una gran variedad de colores, pero sobre todo dominaban los tonos oscuros. Para combinarlo con los colores de la madera de caoba de los muebles clásicos victorianos, los colores cálidos como el rojo, el malva, el púrpura, el verde botella y el dorado fueron muy habituales en la época. Cada estancia suele tener un color distinto, oscuro y destacado.

Los tejidos eran muy utilizados por las damas de la época, por lo que los ornamentos bordados se volvieron una parte esencial de este estilo. Las telas más características son las sedas y los terciopelos con estampados florales y adamascados. Estas telas se intentan integrar en todas las partes de la habitación, desde la tapicería, las cortinas e inclusive el papel pintado. Los bordados, encajes, borlas y flecos daban un estilo de elegancia a todo el conjunto de la decoración de la casa.

Para adornar la pared de tu casa de campo puedes optar por papel pintado con flores, motivos abstractos o texturas originales que den un aspecto clásico a la sala y que rompan con la oscuridad. Alternar colores oscuros y claros para no dar un aspecto demasiado sombrío a las dependencias.

Otras características de las casas victorianas.

Otra característica típica de este estilo es que no dejan una sola habitación vacía, antes esto se consideraba poco elegante, dándonos la libertad de decorar cada habitación de nuestro casa victoriana hasta el más mínimo detalle. Debido a esta costumbre, sobrecargaron las habitaciones con accesorios exagerados y extravagantes. Grandes vasijas decorativas con flores, esculturas, figuritas de animales, pinturas, arcones antiguos…. adornan todos y cada uno de los espacios de la casa.

Otras personas se interesaron por estos artículos

Deja un comentario